Verde perspectiva

de hojas nuevas
en el soplo atinado
de otro febrero
que avanza con aire flamante
e incierto
y nos envuelve
dentro del impalpable cĂ­rculo
donde concluye
la madrugada despojada de relojes.